Aucán Huilcamán: “Con la llegada de Francisco Huenchumilla hay un antes y un después”

El werkén del Consejo de Todas las Tierras manifestó su opinión sobre el conflicto mapuche, la gestión del intendente y las críticas que ha recibido.

AucanA sus 49 años, Aucán Huilcamán Paillama ha dedicado más de la mitad de su vida a trabajar en las reivindicaciones del pueblo mapuche. El werkén del Consejo de Todas las Tierras, que acaba de llegar a Chile, luego de participar en Suiza del Comité Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos de la Organización de Naciones Unidas, insiste en que el Estado chileno tiene una deuda que no ha cumplido con “las comunidades de La Araucanía, y los avances en la materia no son suficientes si no existe una voluntad transversal de solucionar el conflicto”.

Huilcamán, que mediáticamente ha mantenido un perfil más bajo en los últimos años, ha canalizado sus esfuerzos en dos objetivos: finalizar la carrera de Derecho que cursa en la U. Bolivariana y participar de distintas conferencias internacionales, posicionando el conflicto mapuche en el extranjero. “Es una tarea difícil dar a conocer lo que hacemos. Hemos generado una serie de instancias donde explicamos que como pueblo buscamos el derecho a la libre determinación, el reconocimiento de los tratados mapuches celebrados con el Estado chileno y la restitución de tierras ancestrales”, dice.

Explica que los fondos para costear los viajes provienen de la misma ONU y otras organizaciones extranjeras, que tienen ítems para la participación de pueblos originarios a los cuales se postula.

¿Cuál es su visión del escenario actual del conflicto mapuche?

Por un lado, se observa un aumento de la conciencia mapuche de la situación que viven. También la necesidad de reivindicar sus derechos. Por otra parte, la conciencia de los chilenos en general cada vez es más receptiva con la situación de nuestro pueblo. El problema radica en la resistencia de los gobernantes y de la clase política, que no están abiertos a soluciones definitivas.

¿Qué hacer para detener la violencia y conseguir la paz social?

Necesitamos voluntades y acuerdos recíprocos, y hasta el momento no habido voluntad de parte del Estado, el cual ha quebrantado los acuerdos convenidos con el pueblo mapuche. Por otro lado, todas las medidas han sido unilaterales y sus propósitos contrarios a lo que hemos venido solicitando. No hay confianza con el Estado, y la confianza posiblemente sea uno de los asuntos más complejos que tenemos que superar en la actualidad y en el futuro.

¿Cuál es el rol que tiene que cumplir el Estado en esta materia?

El Estado tiene una completa y absoluta responsabilidad, y tiene que manifestar no tan sólo voluntad, sino que sus actuaciones con el pueblo mapuche deben modificarse, pero los anuncios de la Presidenta Michelle Bachelet en relación con la consulta con los pueblos indígenas alejan las posibilidades de entendimiento. Los asuntos que serán objeto de consultas, como es el Consejo de Pueblos Indígenas, me parecen un perfecto jardín infantil, porque segrega a los indígenas, los excluye institucionalmente.

Pero también las mismas comunidades han apreciado la gestión de Francisco Huenchumilla…

En la Intendencia de la IX Región, con la llegada del intendente Francisco Huenchumilla hay un antes y un después. Quien venga después, por cualquier circunstancia, tiene que superar a Huenchumilla; de lo contrario, se volverá a la vieja política de la doctrina de la negación del pueblo mapuche y sus derechos.

¿Qué opina de sus gestos y el perdón? ¿Son suficientes?

Debo recordar que la petición legítima de perdón la presentamos en la primera cumbre sobre autodeterminación mapuche, realizada el 16 de enero de 2013, en el cerro Ñielol. Y el intendente ha tomado un punto esencial del movimiento autodeterminacionista mapuche. Ahora se debe constituir una Comisión de Esclarecimiento Histórico Mapuche. Esta comisión debe esclarecer todos y cada uno de los hechos de lo que ha significado la llegada del Estado chileno en el territorio mapuche, y esta debe contar con un mandato claro y preciso sobre qué tiempo esclarecer, qué asuntos esclarecer, su composición y establecer los parámetros para una política de reparación, resarcimiento e indemnización. Pero, al mismo tiempo, recomendar las instituciones para una convivencia aceptable y asegurar una paz firme y duradera. Esta idea se la presentaremos a la Presidenta Bachelet: una Comisión de Esclarecimiento Histórico, similar a la Comisión Rettig o la Comisión Valech.

¿Está de acuerdo con las críticas que ha recibido el intendente?

Es un sector minoritario de Chile que no quiere resolver el problema. Algunos diputados UDI y RN pareciera que quisieran crear un “apartheid” en La Araucanía, porque no permiten que ningún mapuche llegue a un alto cargo de poder como Huenchumilla. El hecho de que sea Huenchumilla les ha molestado y eso lo vamos a denunciar.

¿Qué le parece la idea de expropiaciones?

Me parece una medida completamente apropiada y completamente legitima y legal. Sería una medida en coherencia con el Estado de derecho que todos los sectores invocan. Sería un acto simbólicamente reparatorio, porque siempre se ha aplicado la expropiación en contra de los mapuches.

¿Y es partidario de reparaciones a las víctimas de la violencia, tanto agricultores como mapuches?

En esto debo ser muy categórico. Las víctimas de violencia rural o urbana tienen un cauce institucional. Ellos pueden recurrir al sistema penal. En definitiva, su situación debe ser tratada en el marco del ordenamiento jurídico. Las únicas víctimas de los actos del Estado y que no tienen dónde recurrir son los mapuches. Quien pretenda poner en el mismo grupo a las víctimas mapuches y al grupo autodenominado Víctimas de Violencia Rural está falseando la historia y está pretendiendo vulnerar el Estado de derecho.

¿La entrega de tierras es el único camino a la paz en la zona?

La compra de tierras se debe seguir materializando. Lo progresivo sería que el Estado restituya las tierras ancestrales de los pueblos indígenas. La restitución de tierras ancestrales es una recomendación que los órganos de control del sistema internacional le han pedido a Chile que materialice. Y es la razón por la que Chile ha tenido que comprometerse durante la presente semana en Ginebra.

Ver Nota Original Aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s