Prosperina Queupuam: es central comprender “cómo miramos el territorio” y por ende, “cómo lo defendemos”.

Prosperina Queupuam Cheuquian es una mujer dirigente mapuche, originaria de la Comuna de San Juan de La Costa en la Región de Los Lagos, y miembro de la organización Identidad Territorial Lafquenche. Actualmente Prosperina divide su vida entre diferentes roles: por un lado se desempeña como funcionaria de FOSIS en el programa “Familia, seguridad y oportunidad”, y por otro,  ejerce como concejala en su comuna, cargo de elección popular que la llevó –junto a otras mujeres- a conformar la Red de Concejalas Indígenas, organización que abarca todo el país.

 

Prosperina-Queupuan

A nivel comunal, Prosperina ha enfocado su trabajo en dos temáticas relevantes: en primer lugar, representando en el Concejo Comunal,  el área de vivienda social; y en segundo lugar, el trabajo enfocado directamente en el mundo mapuche local, estableciendo conexiones y puentes entre las organizaciones y comunidades indígenas a nivel local y nacional, pero también entre éstas y los servicios e institucionalidad del Estado, no solo con la intención de resolver necesidades presentes en el radio comunal, sino que buscando respuestas sobre derechos colectivos a niveles provinciales, regionales y nacionales.

El trabajo desarrollado por esta mujer mapuche ha sido apoyado directamente por el Programa de Política Indígena y  por ONU Mujeres, instituciones que incentivan la realización de actividades auto-convocadas a nivel local y también, la participación en instancias nacionales e internacionales, llevando a Prosperina a formar parte de una red que alberga a diferentes organizaciones de mujeres indígenas.

Desde esta perspectiva, Prosperina propone que es central comprender “cómo miramos el territorio”  y por ende, “cómo lo defendemos”, para entregar –desde una mirada de Derecho Colectivos- una respuesta a las demandas históricas del pueblo mapuche. En sus palabras, su trabajo se enfoca en “cómo gestionar los recurso para que la política pública indígena se vaya acercando a los territorios, organizaciones y familias tanto urbanas como rurales”.

De acuerdo a lo anterior, la entrevistada destaca que el Programa de Política Indígena la ha apoyado en la construcción de instancias a nivel local que tienen por finalidad fortalecer a las organizaciones pero desde su propia autonomía, generando vínculos entre ellas y llevando los debates actuales sobre política indígena hacia los territorios. Además, destaca el rol del Programa como nexo de las organizaciones con el mundo político, abriendo espacios -como los Talleres de Coyuntura Política, entre otros- donde participan tanto personas mapuche y de otros pueblos originarios, como representantes del Estado y del mundo político en general, interpelándolos e invitándolos a dialogar sobre temáticas relevantes como dentro de los derechos colectivos, como son el idioma, la consulta indígena y el proceso constituyente indígena, entre otros.

prospe 2

Para el futuro, Prosperina y el Programa de Política Indígena tienen la intención de construir la Asociación De Mujeres Del Sur, instancia que autoconvocaría a mujeres mapuche con el objetivo de reencontrarse con la cultura y fortalecer sus vínculos territoriales, pero esta vez, desde una mirada de género, enfocando los lineamientos en temáticas como Küme Mogen (Buen Vivir) y por ende, la protección del medio ambiente, la alimentación y el cuidado de la familia, buscando recursos de manera sostenible y sustentable, capacitando a los miembros de organizaciones y comunidades indígenas a lo largo del territorio.

Por otro lado, cuando le preguntamos por el futuro de los Derechos Colectivos en Chile, Prosperina nos plantea la urgente necesidad mejorar la relación entre el Estado y los pueblos originarios, dando cuenta de las urgentes necesidades que se viven en el campo  debido a la sobreexplotación de recursos naturales y el cambio climático, forma en que modelo económico está obligando a las familias a migrar desde el campo a la ciudad, rompiendo con lógicas culturales históricas de sus territorios y transformando las dinámica familiares.

De acuerdo a lo anterior, Prosperina invita los ciudadanos a repensarnos: “Chile ya no es un país único y homogéneo, donde solo habita una Nación”, por lo que es urgente el reconocimiento constitucional de carácter plurinacional, ya que generaría espacios de igualdad que busquen transformar la forma en que nos relacionamos como ciudadanos, posicionando el “Buen Vivir” como una forma de vida y de pensar.

Por último, esta mujer dirigente nos recuerda que las demandas y anhelos de los pueblos originarios de Chile fueron declarados, en el año 2008, en el informe “Verdad Histórica y Nuevo Trato”, sentando en dicho documento las demandas mínimas para una nueva relación . De acuerdo a lo anterior, el avance en materia de Derechos Colectivos permitiría romper con la lógica de políticas indígenas de corto plazo, acotadas a periodos presidenciales y que pierden continuidad por cambios programáticos. Una nueva Política Indígena de carácter estatal y de largo plazo, eliminaría las transformaciones entre programas y sus consecuentes problemas de implementación, restando elementos que hoy en día complican las relaciones a nivel territorial entre organizaciones y funcionarios, como a nivel nacional entre los pueblos indígenas y el Estado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s